//Charlas y talleres por el Día Mundial del Corazón I

Charlas y talleres por el Día Mundial del Corazón I

El Cardiólogo Julio Casares: “El protocolo ante infartos funciona a la perfección en Asturias”.

El especialista destaca que el aumento constante de las enfermedades cardiovasculares “ es imparable debido a la vejez”.

La  Cofradía del Colesterol Bueno HDL inició el pasado día 26 de setiembre sus actividades relacionadas con el Día Mundial del Corazón, con una conferencia del doctor Julio Casares, que habló en el Hotel 40 Nudos de “El infarto de miocardio en el siglo XXI”.Ofreció consejos, habló del “tiempo de miocardio”, analizó factores de riesgo y puso en valor el “Código corazón” – protocolo de actuación con personas que sufren síndrome coronario agudo- existente en Asturias: “Funciona a la perfección, y prueba de ello es que a veces los pacientes no son conscientes de los momentos tan graves por los que han pasado. No sienten más dolor que cuando duelen las muelas y en veinte minutos desde que llegan a un hospital tienen hecha una angioplastia primaria”.

El Dr. Casares que trabaja en la clínica Previtalia de Avilés y en el Centro Médico de Oviedo, destacó ante un nutrido grupo de oyentes que la propagación de la enfermedad cardiovascular es imparable debido al envejecimiento de la población. “Será la primera causa de muerte pero a edades  más avanzadas”, dijo. Explicó qué hay detrás de un “ataque al corazón”: la arteriosclerosis, un proceso lento, silente y dañino que comienza en las primeras décadas de la vida si bien no da señales hasta mucho más tarde. Para que se desarrolle influyen los malos hábitos, desde  la “comida basura”, el tabaco, el sedentarismo o el estrés hasta el consumo de drogas o alcohol. Con la arteria dañada, llega el infarto. La presentación clásica se traduce en dolor. El diagnóstico debe de ser rápido y es fundamental que se realice un ecocardiograma. El tratamiento tiene como objetivo la reperfusión precoz: subsanar la oclusión de la arteria coronaria para evitar la muerte del tejido cardiaco. Eso, para los cardiólogos, se resume en tres palabras: “Tiempo de miocardio”. Habitualmente se realizan angioplastias aunque también se puede ofrecer al paciente fibrinólisis. El éxito de los cardiólogos llega cuando sus pacientes pueden reincorporarse a la vida social y laboral.

2018-10-08T11:04:02+00:00